¡Meteorología extraterrestre!

¡Meteorología extraterrestre!
Autor: Iván Herrera Marín - Responsable predicciones y alertas meteorológicas en TAIKOMETEOROLOGIA Facebook
14 de noviembre, 2017

Realizar predicciones meteorológicas para la Península, en muchas ocasiones, es harto difícil. Su orografía, su situación geográfica ... todos estos elementos favorecen una variedad notable de fenómenos meteorológicos que a los "hombres del tiempo" nos traen de cabeza. Pero, ¿se han puesto a pensar alguna vez cómo sería realizar predicciones del tiempo en otros planetas del Sistema Solar? Os puedo asegurar que las dificultades serían aún mayores y, en algunos casos, representaría un reto imposible de salvar.

Venus, el segundo planeta más cercano al Sol, presenta una densa atmósfera gaseosa que lo rodea por completo y que impide que buena parte de la luz solar alcance su superficie. Se compone de dióxido de carbono, en su mayoría, un gas de potente efecto invernadero. Esto hace que sea incluso más caliente que Mercurio en su superficie, dándose temperaturas de más de 450ºC. Además, encontramos otras partículas altamente tóxicas como el ácido sulfúrico. Pese a que su dinámica atmosférica es mas bien monótona, con ausencia de estaciones, en él podemos encontrar en ocasiones fuertes vientos.

European Space Agency

Otro planeta interesante es Marte, el planeta rojo. Pese a que su atmósfera es muy tenue, en él se pueden dar fenómenos meteorológicos de "primera categoría" como los torbellinos de tierra o las gigantescas tormentas de polvo que pueden llegar a envolver todo el planeta con vientos de más de 150 kilómetros por hora.

Nasa/JPL

Pistas geológicas además, hacen pensar que un pasado muy lejano sobre el planeta discurrían ríos y se hallaban mares de agua líquida y temperaturas benignas.

No podemos olvidar al gigante gaseoso Júpiter. En el cruzan a ritmo vertiginoso bandas de nubosidad e incluso tormentas, con sus descargas eléctricas. La más llamativa es la gran "mancha roja". Una tormenta el doble de grande que la Tierra con vientos de más de 400 kilómetros por hora que gira y gira desde hace centenares de años.

No sólo en planetas se dan fenómenos meteorológicos interesantes. En Titán, el satélite más grande de Saturno, encontramos lluvia de hidrocarburos líquidos como el metano, precipitando a cámara lenta sobre lagos y mares de este mismo elemento e incluso formando brumas.

En Neptuno se dan los vientos más violentos de todo el sistema solar. Se especula que pueden alcanzar los 2000 kilómetros por hora. ¡A su lado, el "cierzo" de la Valle del Ebro o el levante del Estrecho resultan un mero soplido! Se cree que su propia energía interna -al situarse muy alejado del Sol- es la que dota de energía su atmósfera en la que se puedan observar formaciones nubosas como los "cirrus", e incluso huracanes gigantes tan grandes como la Tierra.

También en el ámbito cinematográfico encontramos climas extraordinarios en planetas ficticios. La serie original de Star Trek, rodada en la década de los sesenta, es un claro ejemplo de ello. Nos transporta a planetas de calor asfixiante como Capella IV, Ceti Alpha V o Dozaria, cuyas escenas eran rodadas en el interior del estado de California con la ayuda de filtros amarillos o rojos, que acentuaban la sensación de sofoco. ¡En Daemos la temperatura no bajaba de los 230ºC! Pero también encontramos climas antagónicos, helados, como es el caso de Alpha 177. Sobre su superficie los protagonistas tenían que cubirse con "rebequitas" ¡con temperaturas inferiores a los -120ºC!

En otros planetas como Farengina la lluvia torrencial era la protagonistas.

Como podéis ver, la meteorología nos rodea, no sólo allá dónde estemos situados sobre la Tierra, sino también más allá de su cielo azul o estrellado, en los confines de nuestro Sistema Solar e inclusuo en nuestra imaginación.

Comentarios